LÍNEA SPORT


LA IMPORTANCIA DEL AGUA EN LA PRÁCTICA DEPORTIVA
Nuestro cuerpo está compuesto por un 60% de agua repartido entre órganos, músculos y huesos. Todos conocemos la importancia vital del agua para el mantenimiento de la vida, pero no siempre somos conscientes de lo importante que esto cuando practicamos deporte.
 
Entre las funciones que el agua realiza en nuestro cuerpo está la de colaborar en nuestra digestión regulando la acidez estomacal, regular la temperatura corporal, el transporte de nutrientes, mantener la presión sanguínea, mantener el metabolismo, ayuda a la respiración y permite regular todas las reacciones corporales.
 
Básicamente, el agua es el componente principal de la sangre y de los órganos internos: Sangre (83%), riñones (82%), músculos (75%), cerebro (74%) y huesos (22%).
 
En relación a esto, los especialistas recomiendan beber mínimo 2L de agua al día para poder reponer el agua que el cuerpo pierde diariamente en sus funciones excretoras: transpiración, orina, respiración, heces… De este modo se evitará la deshidratación responsable de calambres y otros malestares procedentes de las practicas deportivas.
 
En deportistas, el agua, es especialmente beneficiosa ya que tonifica el organismo y permite el cuerpo utilice sus reservas de grasa convirtiéndolas en energía. Grasa que se elimina mediante la orina. Y como vimos en otro artículo, además hidrata la piel y los músculos proporcionando una piel suave y una masa muscular firme y elástica.
 
Podemos pasar sin consumir proteínas, carbohidratos o grasas durante semanas, pero sin agua no llegaríamos a ninguna parte. Por eso es fundamental portar con nosotros una botella de agua cuando practicamos deporte, hidratación y bienestar es lo que conseguiremos, recibiendo así el agradecimiento de nuestro cuerpo que se sentirá mejor.

VEA NUESTROS PRODUCTOS

Mis Compras